“Embarazada” de un mioma

Dibujo del sistema reproductor femenino

MIOMA. Prueba a decir en alto la palabra. Suena juguetona, por no decir vacilona. Como si deliberadamente hubiese querido confundir a MAMÁ por dentro. Y vaya si lo hace…

Lo comprobarás en el vídeo de mi canal, que resumo a continuación…

Qué es un mioma y cómo se comporta

«Un mioma es un tumor benigno formado por tejido muscular». Así de claro lo define Sara León, nuestra matrona de cabecera, que además detalla las siguientes características:

  • Se localiza en cualquiera de las capas del útero e incluso alrededor de este.
  • Lo habitual es que se originen varios, aunque ocasionalmente se presenta uno solo.
  • Está sujeto a los cambios hormonales de la mujer, por eso solo crece durante su edad reproductiva.
  • Se reconocen diferentes tipos, según el lugar donde se alojen y según cómo evolucionen.
  • Su tamaño varía: desde los que se asemejan a aceitunas hasta los que se vuelven tan grandes que pujan hasta parirse. ¿Sorprendente? Desde luego. ¿Increíble? No tanto… Luego lo veremos.

Ahora, te propongo un ejercicio. Dibuja o señala tu(s) mioma(s) en este útero sano:

Dibujo del sistema reproductor femenino

A menudo, los miomas producen síntomas como intensos dolores abdominales y fuertes hemorragias, de manera que muy benignos no parecen… Si a eso le añadimos los problemas de fertilidad que en ocasiones acarrean, el diagnóstico suena algo inquietante. Pues no te asustes, porque hay tratamiento (y no solo físico):

  • En mujeres que no desean tener hijos, suelen aplicarse terapias hormonales, que reducen el volumen del mioma y controlan el sangrado.
  • En mujeres que sí desean tener hijos, suele recomendarse la cirugía, aunque a veces implica otras complicaciones; por ejemplo, que se produzca un embarazo y el embrión se implante en la cicatriz, lo cual provocaría un aborto o algunas complicaciones.
  • En ciertas situaciones, más graves, se procede a la extirpación del útero.

La pregunta del millón: ¿cuál es la causa? Desde el punto de vista clínico, ninguna. Se podrían apuntar los antecedentes familiares, la obesidad o la hipertensión; sin embargo, se hay mucho más…

¿Por qué aparece un mioma?

Quizás la medicina no ha dado con el origen de los miomas precisamente porque no se encuentra en los laboratorios, sino en el inconsciente biológico.

Como ocurre con otras patologías, lo que revela un mioma es un conflicto de fuerte intensidad emocional, que no se ha expresado y que la biología “resuelve” así pretendiendo como siempre dar una solución a ese trauma oculto, pero lo que hace es crear una enfermedad que nos causa otros problemas, esto es evidente.

Las motivaciones pueden ser muy diferentes. Fíjate:

  1. Quiero un hijo, no consigo quedarme embarazada y ‘concibo’ un mioma.

El músculo es sinónimo de fortaleza, de vigor, de energía. Por tanto, los trastornos en el útero, que es un órgano muscular, sugieren un trasfondo de impotencia: la impotencia de acoger un hijo. Y asociada a esa impotencia, la desvalorización por no ser capaz.

La biología interpreta a su manera esta información y decide por su cuenta: a falta de hijo, aloja “algo similar” en la cavidad uterina, que también crece. ¡Y los hay que “nacen”! Ya lo adelantaba Sara…

  1. No quiero quedarme embarazada y engaño a mi cuerpo con un mioma.

En algunos casos, tal es el temor a un embarazo no deseado que se llega a formar esta masa tumoral, a modo de trampa para el aparato reproductor. Si la confunde con un feto, evitará una nueva “concepción”; o si se produce la fecundación, el embrión no hallará donde implantarse y se malogrará, con el resultado de un aborto.

Se ha documentado que en tiempos de los romanos las prostitutas utilizaban piedras pulidas con esa misma función: las introducían en la matriz a través de la vagina a fin de despistar a sus genitales y simular un embarazo.

Un peculiar método contraceptivo…

Para terminar, te propongo este otro ejercicio: indaga en tu historial emocional –propio o heredado– y dialoga con tu inconsciente.

Te contará el bloqueo que ha engendrado tu mioma.

Recuerda que tu inconsciente biológico lo conoce todo…

1 comentario

  1. Hola mi nombre es Ana Córdoba tengo 39 años
    Hace varios meses me dijieron que tengo miomas y quistes en muchas partes de mi útero incluye ovarios. ya me realice los exámenes para la cirugía solo espero el turno.
    Hace quince días prácticamente mi vientre se ha puesto duro y empezó haciendo como una bolita no se cómo explicarlo los primeros días de esos 15 tuve dolores en la pelvis muy fuertes precia que algo se me iba a salir por abajo solo mermava el dolor mientras estuviera quieta sea Acostada o sentada pero al pararme era horrible.
    Al pasar los días fue disminuyendo el dolor
    Pero también se me pone duro el vientre como si tuviera un bebé lo más extraño es que cambia de lugar empezó al lado izquierdo de mi abdomen unos días después al lado derecho y ahora se sube hasta al lado del ombligo sea izquierdo o derecho si me acuesto de frente osea boca arriba se tiempla mi piel como un embarazo al igual me ha ido creciendo mi vientre.
    Hay días que no duermo pensando en que puede ser y mi cita médica está para el 25 de noviembre ustedes que opina o talvez ya hayan experimentado esto con alguna paciente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Soy Patricia Bartolomé

Creando nuevas vidas.

Estoy aquí para ayudarte a recuperar tu verdadera salud, esa en la que uno se siente realmente pleno en todos los aspectos de su vida.

Todo lo que ofrezco está destinado a darte las herramientas para que descubras qué es lo que de verdad está bloqueando tu vida y cómo cambiarlo de una vez por todas. Con menos esfuerzo del que crees.

Leer más sobre mí.

Últimas publicaciones

Ebook + Masterclass GRATIS

​Descubre por qué cuanto más te obsesionas por estar embarazada y ver a tu bebé, más lejos estás de conseguirlo.

© Patricia Bartolomé 2021. Todos los derechos reservados.