fbpx

La Ley de la Nada. La quietud de la mente a favor de nuestra biología

ley nada mar

Miles de pensamientos cruzan por nuestra mente a diario, a ellos le acompañan reacciones emocionales y justo después aparecen nuestras respuestas físicas, a veces de forma sutil y otras de forma visible y clara como reacción a lo que vivimos a nivel psíquico.

Y es que en gran medida, la mente determina nuestra respuesta biológica.

Esta reacción también ocurre con los pensamientos de los que no somos conscientes, esos que se producen en un segundo plano, también nos influyen física y emocionalmente.

El Mindfulness y la meditación son algunas de las herramientas avaladas por la comunidad científica con las que conseguir calmar nuestra tempestad mental y conseguir efectos de mejora en nuestro cuerpo.

Y ese es el objetivo principal de La Ley de la Nada, conseguir expandir poco a poco los beneficios de un estado mental sereno a todos los ámbitos de tu vida, para que ningún pensamiento estresante y limitante pueda bloquear tu objetivo de ser mamá.

Te invito a conocer esta Ley de la fertilidad, sus beneficios y cómo incluirla en tu día a día.

 

¿En qué consiste la Ley de la Nada?

La ley de la nada consiste en amplificar la quietud y el sosiego que sentimos cuando relajamos la mente para que toda nuestra biología y los problemas que la afectan puedan beneficiarse de ese estado de tranquilidad, que es nuestro estado natural.

¿Para qué?

Nuestra mente está en continuo movimiento, miles de pensamientos pasan a diario por nuestra autovía mental a toda marcha y distintos estudios científicos han conseguido determinar que la mayoría son inconscientes y en un alto porcentaje son negativos.

El ritmo frenético y todos los estímulos que tenemos a nuestro alrededor evitan que seamos plenamente conscientes de esa conversación interna que mantenemos en  segundo plano.

El impacto de los pensamientos y la somatización de los mismos en nuestra biología también es algo sobre lo que la ciencia se ha pronunciado en cuantiosas ocasiones.

Según las propias palabras del investigador Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin conocido por su estudio científico de la mente y por ser, según la revista Times, una de las 100 personas más influyentes del mundo.

“Las emociones juegan un papel importante en el funcionamiento de sistemas del cuerpo que influencian nuestra salud”

El Dr. Richard Davidson, estudió en Harvard centrándose posteriormente en la neurociencia y consiguió demostrar a través de resonancia magnéticas, electroencefalografías y métodos genéticos y epigenéticos  cómo las emociones y expresiones de bondad, amabilidad y compasión afectan de manera directa a nuestro cuerpo.

Pero no solo hacia los demás, también los pensamientos que tenemos hacía nosotros mismos.

El Dr. Davidson afirma que la sanidad se beneficiaría de manera notable, si nos enseñaran desde pequeños prácticas como la meditación y la conciencia plena sobre el pensamiento, motivo que le llevó a fundar su centro de divulgación científica Healthy Lifes (mentes sanas).

Pero, si como el Dr Davidson dice:

Los pensamientos y emociones nos afectan físicamente y un gran número de ellos se realizan en segundo plano, es posible que te preguntes:

¿Esto se puede cambiar?

¿Cómo hago para conocer mi conversación interna?

Acabas de descubrir…

 

El objetivo de la Ley de la Nada

A través de la Ley de la Nada, y de los ejercicios diseñados en base al Mindfulness y la atención plena, junto a los principios de la física cuántica, conseguiremos adquirir el hábito de observar esos pensamientos intrusivos que nos pueden estar alejando de nuestro objetivos, entre ellos el de ser madres.

Cuando nuestra cabeza está repleta de pensamientos intrusivos nuestro estado físico genera una respuesta que tiene consecuencias en nuestra biología.

Como comentaba al inicio de este post, nuestros pensamientos se activan de manera casi involuntaria, a ese pensamiento le acompaña una emoción y a esa emoción una respuesta biológica.

Me explico.

Imagina que estás viendo una película de humor.

Una escena te provoca un sentimiento de alegría, a ese sentimiento le sigue un ataque de risa, esa risa libera endorfinas, las famosas hormonas de la felicidad, y la secreción de esas endorfinas son las causantes de que sientas felicidad y bienestar.

Incluso es posible que ahora lo estés recordando y sonriendo sin querer.

Pues lo mismo ocurre con el resto de pensamientos y emociones, el miedo, la angustia, la tranquilidad, la tristeza… todos, generan una respuesta biológica en nuestro cuerpo, en nuestro sistema inmune, nuestras hormonas, nuestro aparato reproductor, y así en toda la cadena… Por eso es tan importante practicar los principios en los que se basa La Ley de la Nada.

Poco a poco y mediante su práctica diaria, experimentarás cada vez con más facilidad ese estado de serenidad, sosiego y quietud que irá expandiéndose al resto de áreas de tu vida, generando el estado de calma propicio para que se produzca tu embarazo de forma más fácil.

Y para que ningún pensamiento negativo, bloqueo o creencia limitante interfiera en tu fertilidad y bloquee tu camino para convertirte en madre.

 

Beneficios de practicar la relajación

Conseguir la observación de los pensamientos sin juicio, ni control y sin intentar dirigirlo, nos aporta grandes beneficios a todo el que la práctica.

A través de la práctica de la conciencia y atención plena conseguirás que ese ruido continuo de pensamientos cada vez sea menor reduciendo con él el impacto negativo que esos pensamientos generan en tu cuerpo.

Un estudio realizado por la científica Courtney Denning-Johnson Lynch, directora del centro Médico de Epidemiología Reproductiva de la Universidad de Ohio y publicados en la revista científica Human Reproduction de la universidad de Oxford, determinó que:

“las mujeres con alto nivel de alfa-amilasa (indicador biológico del estrés a través de una prueba de saliva) disminuye sus posibilidades de quedarse embarazadas en un 29%”

El cuerpo y la mente, juegan un papel fundamental en nuestra fertilidad y la comunidad científica hace especial énfasis en la importancia de prestarle atención a ambos aspectos por igual, por eso, la práctica de la atención plena mediante la Ley de la Nada es una herramienta poderosa que te ofrece estos beneficios:

  • Identificarás antes los pensamientos y creencias estresantes y limitantes.
  • Serás consciente de tus pensamientos rumiantes.
  • Obtendrás mayor autoconocimiento.
  • Mantendrás bajo el nivel de estrés emocional y físico.
  • Podrás reducir la ansiedad.
  • Te ayudará a conciliar el sueño y obtener un descanso reparador.
  • Reactivará tu sistema inmune.

Después de leer toda esta información es posible que pienses:

Muy bien Patricia, quiero comenzar hoy mismo a practicarla. Me gustaría traer quietud y tranquilidad a mi vida eliminar la ansiedad y el malestar que me ocasiona estar pensando continuamente en lo que me preocupa.

Necesito como tu dices, traer poco a poco quietud a cada espacio de mi vida, pero me cuesta mucho relajarme, no lo consigo y cuanto más lo intento más nerviosa me pongo.

 

Cómo poner en práctica la Ley de la Nada

Todo el mundo tenemos la capacidad de relajarnos, es nuestro estado natural, el problema es que, llevamos tanto tiempo sin conectar con esa quietud interior que hemos olvidado cómo hacerlo.  Solo tienes que pensar en cuando llegaste al mundo, ese bebé tenía ese estado natural y solo hay que recuperar y reconectar con esa capacidad.

Para conseguir traer poco a poco la serenidad a tu mente y que tu biología se nutra de esos momentos de calma y conexión contigo misma es importante adquirir el hábito diario de esta práctica.

Puede parecer complicado porque, cuanto más insistimos en relajarnos, la relajación parece huir de nosotras, pero solo tenemos que perseverar y dedicarle unos minutos al día. Y no un tiempo extra, un tiempo que puedes compatibilizar con el resto de actividad diaria.

Imagina que estás tumbada cómodamente viendo nubes pasar, solo observandolas, intenta hacer lo mismo con tus pensamientos, déjalos ir y venir, sin entrar a dialogar con ellos.

Si en algún momento lo haces y te das cuenta de que has seguido el hilo de algún pensamiento y ya no estás observando, no te juzgues, ni te molestes, al principio es lo normal.

Sólo Libérate de él, déjalo ir y vuelve al estado de observación.

Según vayas practicando unos minutos cada día, el estado de quietud de esos momentos te acompañará en más aspectos de tu vida, serás consciente cada vez más de tu conversación interna, podrás identificar pensamientos negativos para así poder reconducir tu conversación interna.

Focalizar mente y tu cuerpo en conseguir tu deseo de ser madre de una forma tranquila.

Sé por experiencia que al comenzar esta práctica los minutos parecen interminables, así que, para animarte a ser constante con ella te dejo esta información que seguro te anima.

Según los estudios del psicólogo Williams James, solo se necesitan 21 días para adquirir un hábito a través de la repetición, el inconsciente de nuestro cerebro lo identifica como aprendizaje y acaba almacenando como hábito.

A partir de los 21 días la práctica diaria comienza a convertirse en hábito.

Deja que la calma y la serenidad se hagan eco en tu fertilidad.

Espero y deseo que la pongas en práctica y te ayude cómo ha ayudado a otras mamás y si te animas a profundizar algo más en ella o conocer el resto de las leyes de la fertilidad, te dejo un enlace para una clase donde podrás conocer cómo te pueden ayudar a convertirte en mamá.

Cuéntame más sobre los audios subliminales específicos para fertilidad

Suscríbete a mi newsletter para no perderte nada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ebook + Masterclass GRATIS

​Descubre por qué cuanto más te obsesionas por estar embarazada y ver a tu bebé, más lejos estás de conseguirlo.

Suscríbete a mi newsletter para no perderte nada

Apúntate para recibir toda la información de la siguiente edición

Responsable: Patricia Bartolomé. Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Puedes ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@patriciabartolome.com. Información adicional: Puedes consultarla en mi política de privacidad.