3 bloqueos inconscientes que te pueden impedir ser mamá

Bloqueos inconscientes

¿Sabías que el 95% de las acciones que realizamos a diario las hacemos de forma automatizada?

Vamos, que no las pensamos realmente…

Se trata de acciones y pensamientos que hemos aprendido de forma tan profunda que no hace falta que nuestro cerebro los vuelva a procesar, nuestro inconsciente las ejecuta “en piloto automático”.

Te pondré algunos ejemplos…

Imagina que cada día cuando te levantas lo primero que haces es ducharte, ¿ok?

Entonces, cuando suena el despertador te despiertas, sales de la cama, te pones las zapatillas de estar por casa, vas al baño, abres el grifo del agua esperando hasta que sale caliente, te desvistes, entras a la ducha, te lavas, etc…

Si te das cuenta, no has tenido que pensar cómo hacer cada una de esas acciones, simplemente las has ejecutado automáticamente, porque son tan repetidas que tu inconsciente las ejecuta y punto.

Eso es un alivio porque si tuviéramos que pensar todas las acciones a realizar antes de hacerlas, nuestro cerebro acabaría explotando, imagínate…

Ahora quiero que veas esas acciones automatizadas desde otra perspectiva: la de los bloqueos inconscientes.

Si a lo largo de nuestra vida hemos visto, escuchado o realizado algún acto que nos ha generado una fuerte emoción, rechazo o miedo, cada vez que hemos revivido esa situación, nuestro inconsciente automáticamente nos lo recordará y acabaremos por evitarlo.

¿Y si nos llevamos estos bloqueos al ámbito de la fertilidad y la maternidad?

Es muy probable que sin que seas consciente de ello… también hayas visto, escuchado o experimentado alguna situación que ha generado en tu inconsciente un bloqueo que sea el que te esté alejando de tu deseo: ser mamá.

¿Tiene sentido?

Claro que lo tiene, y mucho.

Por eso, hoy quiero hablarte de 3 de los bloqueos inconscientes más comunes que me he encontrado en los más de 6 años que llevo haciendo sesiones con mis clientas.

Y puede que pienses: esto no es inconsciente, esto es consciente, yo lo sé, esto lo he pensado… pero es inconsciente porque no sabes cuál es la causa por la que lo piensas…

Bloqueo #1 – No es el momento adecuado

Es posiblemente la excusa que más utilizamos.

Y recurrimos para ello a motivos laborales: “Ahora no tengo trabajo”, “el trabajo que tengo no es estable”, “tengo demasiado trabajo y no puedo ser madre ahora.”

Motivos económicos: “La vida ahora está muy mal como para traer un niño”, “Tengo que ahorrar un poco de dinero antes de ser mamá”, “no sé si podré mantener a un niño con el sueldo que tengo.”

Motivos familiares: “Estoy sola en esto y no tengo quien pueda ayudarme con el bebé”, “tengo a un familiar enfermo y no es el momento”, “mi marido trabaja demasiado, voy a tener que hacerlo sola, no es momento adecuado.”

Todo esto que te acabo de exponer son solo pensamientos, pero no es suficiente para crear un bloqueo inconsciente que te haga pensar una y otra vez en esas excusas para no ser madre.

Debe haber una emoción mucho más intensa debajo de todo eso como para provocar más estrés que el hecho de no quedar embarazada.

Bloqueo #2 – No es la pareja o el padre adecuado.

En este caso, las frases que rondan por nuestra cabeza son del tipo… “Hay una parte de mí que me dice que no voy a poder contar con su ayuda”, “Sé que este hijo va a ser solo un peso, una carga y un trabajo para mí”, “No está muy convencido de ser padre y se va a agobiar”, “No sé si va a ser capaz”.

Igual que en el caso anterior, si pronunciamos este tipo de frases es porque puede haber otra razón inconsciente más poderosa que nos genera un estrés intenso con respecto al padre de eso futuro hijo, que es nuestra pareja.

Algunas de esas razones puede ser desconfianza hacia él, algún tipo de rencor, que haya sido infiel o que creamos que no se va a portar bien con el niño… y estos pensamientos son la punta del iceberg, en realidad pueden venir porque tienes referencias del hombre y de tu propio padre, que no ayudan a confiar en los hombres como padres.

Es lo que llamo memorias de padre “peligroso” para tu inconsciente.

Entenderás a qué me refiero con esto de padre “peligroso” en el artículo: ¿Madre peligrosa? ¿Padre peligroso?

Bloqueo #3 – Creencias en contra

Me refiero a ese tipo de creencias que tenemos en contra de la maternidad, de los hijos, del propio embarazo, del parto… como por ejemplo las siguientes:

  • Soy demasiado mayor para tener hijos.
  • Con mi edad es imposible.
  • Mis óvulos son viejos.
  • Mis óvulos son de mala calidad.
  • Mi cuerpo no funciona correctamente.
  • No soy capaz.
  • Siempre pierdo a mi bebé.
  • El embarazo siempre trae problemas.
  • El parto es peligroso.
  • Por mi culpa, no podemos tener hijos.
  • No voy a quedarme embarazada nunca.
  • Siempre he creído que tendría problemas para ser madre.
  • No soy fértil.
  • Nunca podré tener un hijo biológico.
  • Yo nunca consigo nada de manera fácil.
  • No se puede tener todo.
  • La vida es dura.
  • Los hijos dan demasiado trabajo.
  • Tener un hijo no es fácil.
  • Los hijos frenan los sueños / te cambian la vida / te quitan la vida.
  • Los hijos te quitan tu tiempo / tu libertad / tu vida profesional.
  • Cuando me quede embarazada, perderé mi trabajo.
  • Los hijos acaban con la pareja.
  • Mi pareja no es el padre que quiero.
  • No puedo ser feliz.
  • Cuando sea madre, me pareceré a mi madre.
  • Cuando todo va bien, siempre ocurre algo malo.
  • Conseguir lo que quiero es imposible.
  • No merezco ser madre.

 

Estos 3 bloqueos inconscientes que te acabo de contar, son solo 3 ejemplos que pueden influir en que una mujer no se pueda quedar embarazada, pero hay muchos más.

Puedes encontrarlos en el libro ¿Por qué yo no? Que contiene 30 historias reales de éxito, sus bloqueos y sus soluciones.

¿Te has sentido identificada con alguno de ellos?

8 comentarios

  1. Hola, me identifico con el bloqueo nº 3. Con varios además, siempre me he tenido que esforzar para conseguir las cosas, no me vienen fácil. Y no tengo la suficiente confianza en mí para sentirme poder ser madre. Además las dificultades a las que nos hemos enfrentado mi pareja y yo en cuanto a la fertilidad me ha hecho sentir aún más toda esa dificultad. Pero estoy trabajando en ello. Tengo 30 años y aunque me gustaría haber podido ser madre antes, estoy aprendiendo a no ponerme un cronómetro para poder ser madre

    Gracias

  2. Hola Patricia.
    Gracias por este artículo. Después de haberlo leído, me he sentido identificada con el bloqueo 3, que soy demasiado mayor para tener hijos, y que con mi edad es imposible, pues ya tengo 38. Siempre he tenido miedo a que con el paso de los años se hace más difícil poder quedar embarazada. A pesar de estos bloqueos en mi conciente sé que aunque me ha costado puedo lograrlo. Gracia por tu ayuda nuevamente.

    • Me identifico con el tercer bloqueo. En 2014 con 24 años me quitaron un ovario por una tumoración gigante y lo primero que pensé es que no sería madre. Llevo 8 meses buscando el embarazo y no ha llegado. Reconozco que mi obsesión puede ser un problema, pero no dé como evitarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Soy Patricia Bartolomé

Creando nuevas vidas.

Estoy aquí para ayudarte a recuperar tu verdadera salud, esa en la que uno se siente realmente pleno en todos los aspectos de su vida.

Todo lo que ofrezco está destinado a darte las herramientas para que descubras qué es lo que de verdad está bloqueando tu vida y cómo cambiarlo de una vez por todas. Con menos esfuerzo del que crees.

Leer más sobre mí.

Últimas publicaciones

Ebook + Masterclass GRATIS

​Descubre por qué cuanto más te obsesionas por estar embarazada y ver a tu bebé, más lejos estás de conseguirlo.

© Patricia Bartolomé 2021. Todos los derechos reservados.